miércoles, 2 de octubre de 2013

La contención

Resulto ser que se nos murió un alumno en un accidente horrible.
Juventud, una excelente persona, viaje de egresados, fatalidad, todos los amigos viendo...una cagada en definitiva.
Lágrimas aquí y allá, en donde caía la vista llanto y dolor.
La escuela pide que los contengamos.
Nosotros los tenemos que contener.
Que la contención esto, que la contención lo otro.
Un recipiente contiene un líquido y un paquete caramelo, ponele.
¿Qué cuernos es eso de contener personas?
Una idiotez inmensa para mi gusto.
Pedí alguna explicación al significado y la respuesta era: Hay que contener.
Bue, si no fuese por la situación dramática me hubiese enojado por la respuesta.
Ofuscada por mi propia pobreza intelectual me entretuve despotricando para mis adentros contra la psicología, la pedagogía y todas esas disciplinas que son ejercidas muchas veces por gente porque la universidad es una institución que les permite acceder a ellas aunque no tengan ningún talento en particular.
Luego me ilumine.
Es cierto, hay que contener.
Lo que se busca es consuelo y en este caso el consuelo no existe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario